viernes, 25 de marzo de 2011

La estafa del 'bilingüismo'


Carta de una madre sobre el programa estrella de la Comunidad de Madrid

Buenos días, les escribo porque soy una madre preocupada con la enseñanza 'bilingüe' que está recibiendo mi hijo en un colegio público de la Comunidad de Madrid.

Está en 3º de Primaria y ahora, el contenido de Science, –a la vista de los malos resultados en los exámenes de todos los alumnos de clase– se ha empezado a duplicar en castellano porque los profesores se están dando cuenta de que no aprenden como deberían. He de decir que él tiene Notables y Sobresalientes. Todos los padres coincidimos en ver que la temida Science se ha convertido en una asignatura que en lugar de "disfrutar" de ella, les está costando muchísimo. Tengo una gran preocupación cuando vaya a cursos superiores porque pienso que, a través del inglés que ellos van adquiriendo, no van a ser capaces de aprender los importantes contenidos que se derivan de esta materia. No hay que olvidar que en Secundaria se desdobla en Ciencias Naturales y Ciencias Sociales. Entonces mi consulta es: ¿Cómo debemos actuar los padres en este caso? ¿preparamos niños para que sepan mucho inglés pero poco Conocimiento del Medio? Por favor, les agradecería mucho si me pudieran orientar sobre cómo debemos hacerlo. Muchas gracias por su atención.

Esther Domínguez (Madrid)

El problema que usted plantea no es nuevo ni exclusivo de su colegio. Desgraciadamente es ya un fenómeno extendido en muchos de los llamados colegios bilingües, públicos y privados. Básicamente, lo que usted describe es la implantación de un método conocido por sus siglas en inglés, CLIL (Content and Language Integrated Learning), en virtud del cual se integran objetivos lingüísticos con contenidos de materias específicas.

Este método tiene que ser muy riguroso en su puesta en práctica y la evaluación de los aprendizajes debe contemplar tanto los contenidos de las ciencias u otras asignaturas como de la lengua en las que se imparten, lo que lógicamente incrementa su dificultad de aprendizaje y pone a prueba la capacidad de planificación del profesor.

En mi opinión, los padres deben apoyar al centro en esas iniciativas que intentan suplir las carencias de los alumnos en contenidos curriculares, al mismo tiempo que deben exigir una educación bilingüe de verdad, es decir, que los alumnos conozcan la lengua extranjera en profundidad, que eso es lo que implica el bilingüismo en cualquiera de sus modalidades. También sería bueno cuestionar si es necesario para una formación bilingüe que el niño conozca mayoritariamente vocabulario técnico antes que vocabulario de la vida diaria. Por lo que usted dice, coincidiendo con muchos más padres en la Comunidad de Madrid, lo que se está dando no es un proceso de bilingüismo sino de monolingüismo, ya que el niño solo conoce los conceptos de esa asignatura en la lengua extranjera, si es que llega a adquirirlos.

A raíz de la pregunta que usted plantea surgen varios puntos que merecen comentarse: Primero, si la metodología CLIL no se lleva a la práctica con una estricta planificación en la que el profesor tenga un absoluto control de ambos procesos de evaluación, o sea, del lingüístico y de los contenidos de la asignatura, lo más probable es que el alumno fracase en alguno de ellos.

Segundo, el aprendizaje de las lenguas no se produce en todas las personas de forma similar e incluso hay personas, aunque sean niños, que tienen fuertes dificultades para aprenderlo, independientemente de su capacidad intelectual. La aptitud para el aprendizaje de idiomas no es universal. Por esta razón, el colegio debería tener prevista la diferenciación de los alumnos que pueden y que no pueden aprender unos contenidos correctamente en una segunda lengua y poner los medios para que esos contenidos los aprendan en su lengua materna.

Tercero, en los dos primeros ciclos de primaria el niño español está consolidando su lengua materna, especialmente y con gran esfuerzo, la ortografía y la expresión escrita. Sin embargo un niño inglés, dadas las características de su idioma, todavía está empezando a expresarse en él por escrito a esa misma edad, ya que la dificultad fonética de su lengua le impide adelantar el proceso de adquisición de esta habilidad. Consecuentemente, a los niños españoles se les exige un nivel más adelantado de dominio de la lengua escrita que a un nativo en su propia lengua. Lo pedagógicamente aconsejable en cualquier caso es que se introduzca la escritura en la lengua extranjera con bastante posterioridad a su dominio en la lengua materna.

Cuarto y enlazando con lo anterior, hay que decir que la metodología aplicada en algunas asignaturas en España se basa mucho en la escritura, la redacción de guías, la relación entre lo visual y lo escrito, etc., y la didáctica de las ciencias en edades similares en nativos de lengua inglesa es parcialmente diferente a causa, como decía en el párrafo anterior, de la dificultad ortográfica que ofrece la lengua inglesa, incluso, repito, para los mismos nativos. Si lo que ustedes buscan es que sus hijos tengan un buen nivel de inglés sería conveniente que el centro aumentara el número de horas de clase de lengua inglesa, no de contenidos curriculares en inglés, y que los dos primeros ciclos de la Primaria se centraran en un método de aprendizaje oral realmente eficaz a esas edades, por ejemplo, el método comunicativo.

La lengua, a esas edades en las que el pensamiento abstracto no está del todo desarrollado, se aprende más rápidamente por interacción que por otros medios, por lo que es conveniente hacer que el alumno se vea implicado en actos de comunicación auténticos, en los que necesite vocabulario real en situaciones reales de comunicación. Además, el alumno de Primaria está en un momento óptimo para la comprensión oral y la discriminación fonética, por lo que dedicar tiempo a otras habilidades para las que no está preparado psicológicamente es perder un potencial grande de aprendizaje y, posiblemente, aumentar la frustración y el rechazo ante el aprendizaje de idiomas. Bien es cierto que el sistema educativo español es muy rígido a la hora de hacer cambios en la distribución horaria de las asignaturas, por eso es por lo que se ha adoptado la decisión de no aumentar horas de inglés y transformar algunas materias en clases de idiomas. Ese enfoque erróneo y poco eficaz es el que está provocando cada día un mayor rechazo a los planes de bilingüismo.

Carlos Segade Alonso es Doctor en Filología Inglesa. Director del Dpto. de Didácticas Aplicadas CUV (UCM)  

Fuente: http://www.padresycolegios.com/noticia/2826/

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Magnífica explicación. Soy Licenciada en Filología Inglesa y estos conceptos acerca de la didáctica de la lengua inglesa de acuerdo con la edad del estudiante, la capacidad de adquisición de conocimientos en una segunda lengua y la propia, nos los explicaron de forma muy clara a lo largo de la carrera...no entiendo cómo se puede denostar tanto a los expertos en lingüística, aunque supongo que toda la ignorancia de la planificación política viene dada por el poco respeto hacia los profesionales y a las investigaciones de las áreas relacionadas. Así no salimos de la crisis...

Anónimo dijo...

Vamos que los únicos que pueden impartir exitosamente conocimientos de una materia en lengua inglesa , en el caso de que fuera posible,serían los filólogos ingleses.

Así es que mi "anónimo" predecesor en los comentarios , que es, según refiere, Licenciada en Filología inglesa , se muestra entusiasmada con la "explicación"...

Si es que no sé porqué los maestros y profesores de primaria y secundaria hemos perdido el tiempo cursando otras especialidades que no hayan sido "filología inglesa"; es que habiendo tal especialidad-comodín, con la cual puedes impartir exitosamente de todo nos hemos pasado media vida perdiendo el tiempo: ¡Manda huevos!

repita dijo...

Parece que los Filólogos ingleses sí que saldrán de la crisis!!!

Anónimo dijo...

Perdona anónimo (04 de mayo 2012 17:27) ¿qué te crees que es un profesor de secundaria de inglés? un licenciado en filología inglesa; esta especialidad no es ninguna "especialidad comodín", como dices, lo será ahora, tras pasar por el tamiz de Bolonia, pero es que tengo otra noticia para ti: un profesor de secundaria de lengua española y literatura es un licenciado en filología hispánica (¿otra especialidad comodín?)...Sinceramente, no entiendo tu susceptibilidad, quizás basada en la ignorancia (desconocimiento) de ciertos planes de estudio; en ningún momento se critica a otras especialidades (por ej., maestros) sino a los planes de estudios bilingües tal y como están diseñados, que parecen hechos de espaldas a los conocimientos en ciertas áreas y disciplinas (lingüísticas, pedagógicas o psicopedagógicas, por nombrar algunas) Por favor, un poco más de información antes de criticar a personas que son, de facto, profesores en secundaria (manda huevos cuánta susceptibilidad a causa del desconocimiento), francamente no entiendo tu exabrupto crispado, sin sentido ni tino.

alberto dijo...

Creo que se les está dando mucha importancia al Inglés y nula a las Ciencias y letras. Preparamos estudiantes que creen que el descubrimiento de américa fue hecho por Franco o que lo que está dando vueltas es el Sol y algunas otras barbaridades más, un día escucho a uno pensar que las patatas salen del supermercado, Fdo.: Un profesor de enseñanza secundaria de mates

Anónimo dijo...

Vaya lenguaje " que se gastan algunos"(Anónimo 4 de mayo-17.27)
Seguimos en un debate que ha perdido el sentido.
La maestra de primaria de mi hija en Science dijo ayer que el agua es un elemento, que ella lo daba así y punto. En casa vamos corrigiendo los errores mayúsculos que comete esta maestra sin ningún conocimiento del medio natural, no piensa porque nunca lo hizo. El agua es un compuesto de hidrógeno y oxígeno como cualquier estudiante de 4º de ESO debe saber: H2O. En la oposición a maestros se les examina de contenidos de hasta 6º de primaria en una prueba específica de conocimentos, Dios! o en su defecto la Materia! Por favor! En una genearciónb ya no habrá ni fuga de cerebros, con "formadores" como estos.
Los padres que pueden con su responsabilidad vamos trampeando y parcheando este desastre, además de tener que resolverles a algunos la papeleta. Nos pasamos fines enteros haciendo trabajos de investigación en inglés que luego el docente usa para elaborar los textos de donde aprenden los niños. Gracias a mi formación en inglés, en las humanidades, en las ciencias y las matemáticas , etc. de esta familia que es la mía, creo que mi hija está recibiendo una educación excelente, pero no en todas las casas hay un padre o una madre con carrera o conocimientos... Maestros, pónganse al día si no lo han hecho antes o dejen paso a otros.
Gracias.

Anónimo dijo...

Soy profesora de IES.He pasado por varios centros bilingües y he de decir que los alumnos que reciben las clases de estas materias tienen menos nivel que los alumnos que se las imparten en castellano. Es una pena, pero es así!!!

Anónimo dijo...

Estamos en España.

No quiero esta inmersión y claudicación ante el idioma de los piratas, de los mismos que se están pasando de la raya en gibraltar

Anónimo dijo...

Comentarios sobre el tema en

http://www.alertadigital.com/2012/05/19/extremadura-paga-a-los-profesores-estancias-de-hasta-cuatro-semanas-en-el-extranjero-para-que-aprendan-idiomas/