viernes, 18 de noviembre de 2011

600 profesores se unen a la denuncia contra Figar y no descartan nuevas adhesiones masivas

Aproximadamente unos 600 profesores se han unido este jueves a la denuncia presentada por 67 docentes la semana pasada contra la consejera de Educación y Empleo de la Comunidad, Lucía Figar, y no descartan nuevas adhesiones masivas, como ha explicado una de las profesoras, Julieta Soria, en declaraciones a Europa Press.

Los profesores acusan a la titular de Educación de "injurias, falsedad y calumnias" al considerar que sus declaraciones "lesionan" su derecho al honor individual y colectivo. Julieta Soria ya ha adelantado que son muchos los docentes que no se han sumado a la denuncia hoy interpuesta en los juzgados de Plaza Castilla pero no descartan hacerlo, motivo por el que en poco tiempo se podría organizar otra entrega masiva.

En la denuncia original, a la que tuvo acceso Europa Press, señalan que la consejera ha afirmado desde finales del pasado mes de agosto que los profesores de Secundaria trabajan 20 horas a la semana, "dando a entender en sus intervenciones que ese es el horario completo de trabajo" o que están "vinculados a facciones violentas".

También se refieren a declaraciones en las que, según dicen, Figar apunta que no tienen derecho a quejarse los profesores porque "los funcionarios están a salvo de cualquier crisis económica" y porque en septiembre vienen "de dos meses ininterrumpidos de vacaciones" o que practican un "elevado absentismo laboral".

En la misma dirección, hacen referencia a declaraciones sobre que los profesores madrileños son los que menos horas trabajan, en relación a Europa; que ningún profesor va a impartir una asignatura que no sea de su especialidad; que las dos horas lectivas están contempladas por la normativa o que la huelga que llevan a cabo los profesores "es política".

Así, consideran que en distintos medios de comunicación, Figar ha realizado declaraciones sobre su jornada laboral "con un claro ánimo de confundir a la opinión pública menoscabando" su "dignidad como trabajadores de la enseñanza", hablando de que trabajan 20 horas semanales sin especificar que esas 20 horas son lectivas, es decir, "de trabajo directo en el aula con los alumnos".

Por otro lado, los denunciantes aseguran que Figar ha descalificado en "repetidas ocasiones" la figura del profesor interino ante distintos medios de comunicación. "No considera docentes a los interinos, cuando son profesores que hacen el mismo trabajo que los funcionarios de carrera", apuntan.

 Adjuntando toda la documentación para exponer sus argumentos, los profesores suplican al juzgado que admitan a trámite la denuncia, y "se practiquen las diligencias que consideren pertinentes, dando al procedimiento el curso que proceda". Los profesores insisten en que no pertenecen a ningún sindicato: "Queremos dejar muy claro que no estamos vinculados a ninguna organización o sindicato. Los profesores han difundido nuestra denuncia mediante el boca a boca y han querido sumarse de forma individual", recalcó Santiago, no descartando de nuevo que más docentes se personen en la causa.


Fuentes: