miércoles, 14 de diciembre de 2011

El marido de Figar, la consejera que trata de ‘vagos’ a sus profesores, recibe el premio al “diputado ausente”

Los periodistas parlamentarios reconocen la labor de Barcos, Salgado o Nadal, y 'castigan' a Duran y Aragonés

Los periodistas parlamentarios han entregado sus premios anuales en los que la diputada de Geroa Bai Uxue Barkos ha recibido el de mejor oradora, la vicepresidenta Elena Salgado, el de "azote de la oposición", y el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, el correspondiente a "castigo para la prensa". Otro 'premio', esta vez envenenado, ha pasado más desapercibido, el que recayó en el 'popular' Carlos Aragonés como "diputado ausente", reconociendo así su escasa actividad parlamentaria -este año no presentó ni una sola iniciativa -. Además, este político, estrecho colaborador de Aznar, es el marido de Lucía Figar, la consejera de Madrid que ha montado toda una campaña de desprestigio contra las profesores de Madrid acusándoles de no querer trabajar dos horas más.

Los galardones de la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP) se entregaron en una gala celebrada anoche en un céntrico hotel de Madrid. Tres socialistas fueron reconocidos, empezando por Elena Salgado, como “azote de la oposición”. Después de pasarlo mal con la gestión económica durante esta legislatura, Salgado tuvo un momento para el humor anoche al reconocer que Rubalcaba había bromeado con ella diciéndole que más que azote de la oposición se merecía el título de azote del Gobierno. Por los recortes presupuestarios, se entiende. Con cierta sorna también se acordó de sus oponentes en la oposición Cristóbal Montoro y Soraya Sáenz de Santamaría. Del primero destacó su oposición “expresionista”, de la segunda, su capacidad de memorización.

El diputado “desconocido”

A pesar de la broma de Salgado, el galardón de “azote del Gobierno” fue para Joan Ridao (ERC) mientras que Álvaro Nadal recibió el de “diputado revelación”. El exdiputado socialista Francisco Fernández Marugán fue reconocido como “parlamentario más activo” de 2011, quien aprovechó para explicar, tras 29 años como diputado, que le da “rabia” que se diga que los políticos no trabajan: “Somos muchos los que nos hemos dejado lo mejor de nosotros mismos”. El reverso fue para el popular Carlos Aragonés, reconocido como “desconocido en el Parlamento”, por su escasa actividad en la Cámara.

Un hogar que da lecciones de trabajo

El premio a Aragonés es muy significativo. Este diputado fue el fontanero de Aznar cuando estaba en Moncloa, y además uno de los que movió la silla de Rajoy en sus momentos más críticos, aunque acabaron reconciliándose. Pero lo curioso es que este diputado “ausente” es el marido de Lucía Figar, la consejera de Educación de la Comunidad de Madrid que cuando los proferores protestan contra los recortes y la degradación de los centros públicos replica acusándoles de no querer trabajar dos horas más. También ella ha salido mal parada cuando se escruta su dedicación profesional ¿En casa del herrero cuchillo de palo?

Fuente: http://www.meneame.net/story/marido-figar-consejera-trata-vagos-profesores-recibe-premio