viernes, 3 de febrero de 2012

¿Cuánto me quitan si estoy enfermo?

Economía rompe las negociaciones y publica la orden que regula las rebajas por incapacidad 
Un funcionario de Justicia cobra menos por enfermedad a partir del séptimo mes
Un médico del Gregorio Marañón, pierde dinero desde el cuarto día

Pilar Álvarez / Elena G. Sevillano Madrid 2 FEB 2012 - 21:56 CET

Un funcionario enfermo perderá más o menos dinero según la Consejería de la Comunidad de Madrid de la que dependa. El Gobierno regional ha dado un paso más en los recortes por bajas a los trabajadores públicos de la región (unos 170.000). El cambio se aprobó a finales de diciembre en la Ley de Medidas Urgentes (la conocida popularmente como Ley Escoba). En teoría, es de aplicación desde el 1 de enero. Pero desde que fue ratificada en la Asamblea de Madrid, el Ejecutivo de Esperanza Aguirre ha ido ofreciendo detalles a cuentagotas, con rectificaciones y cambios. El Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) arrojó ayer un poco más de luz, aunque no toda.

La orden que regula la gestión de las nóminas, que la Consejería de Economía y Hacienda publica cada año, incluye en 2012 el apartado con los cambios en los pagos por incapacidad temporal (nombre técnico de las bajas, que no afecta a los accidentes de trabajo ni a la enfermedad profesional). La nueva medida supone perder hasta el 40% de sueldo durante el tiempo que un trabajador está enfermo.

La Comunidad lo ha justificado desde el primer día como una medida para evitar el absentismo (sobre el que no ha ofrecido datos) y para ahorrar. Según las estimaciones oficiales, serán 25 millones de euros menos. Hace justo un año, el Gobierno regional presumía de que su plan de gestión y control de bajas injustificadas había permitido ahorrar cerca de 28 millones de euros. Es decir, tres millones más sin penalizar a todos los que falten al trabajo, sea por el motivo que sea.

La nueva fórmula de recorte, que las distintas Consejerías estaban negociando por sectores bajo la batuta de Presidencia y Justicia, tiene aplicaciones muy diferentes según cada sector. Un funcionario de Justicia, por ejemplo, pierde el 25% de su sueldo a partir del séptimo mes de baja (afecta a casi 7.000 trabajadores) mientras que un médico, un celador o un enfermero del Gregorio Marañón, por ejemplo, pierde el 40% de su sueldo a partir del cuarto día porque es personal laboral (un 25% desde el cuarto mes si trabaja en casi todos los demás hospitales, porque es estatutario). Según la información facilitada por la Consejería de Presidencia y Justicia, los funcionarios de Administración y los docentes pierden un cuarto del sueldo desde el cuarto mes de baja. Son 69.233 efectivos.

La orden publicada ayer en el BOCM será rectificada mañana desde la Consejería de Sanidad, que achaca a un "error tipográfico" la publicación de que los residentes harán guardias de 17 horas los sábados, y no de 24, como hasta ahora. Esta medida estaba en negociación después de que los médicos residentes amenazaran con una huelga. Varias Consejerías han mostrado su sorpresa porque la orden que ha publicado Economía y Hacienda no se conocía en otras áreas del Ejecutivo que están en plena negociación. Presidencia y Justicia, por ejemplo, tiene mañana una reunión con los sindicatos de la función pública para negociar la aplicación de la ampliación de horarios (de 35 a 37,5 horas) y el recorte por bajas.

Un portavoz de Economía asegura que en la parte de Sanidad "se han incluido los anexos que la propia consejería envió y son perfectamente modificables una vez se alcance cualquier acuerdo que cambie cuantías u horas". Añade que las instrucciones que aparecen en el Boletín Oficial "fueron visadas por la Consejería de Presidencia".

Ningún portavoz ha aclarado de momento cómo afectan estos cambios a los trabajadores de las empresas públicas (Metro, Canal de Isabel II, Telemadrid y la Agencia Informática de la Comunidad de Madrid-ICM).

Fuente: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/02/02/madrid/1328210980_908793.html