sábado, 4 de febrero de 2012

De la EXcelencia al EXpediente

Figar y Aguirre premiaron por su 'excelencia' al director que ahora quieren represaliar

Era el 7 de mayo de 2008 y Javier Lizasoain estaba feliz. Acompañado de representantes de alumnos, profesores y familias del IES Maestro Matías Bravo se acercaba a recoger la placa que hacía que su centro se convirtiera en "Premio a la Excelencia Educativa". Las manos de Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, hicieron entrega del presente a director del centro de Valdemoro. No muy lejos la Consejera de Educación, Lucía Figar, aplaudía...

Seguramente Javier en esos pasos que dio desde su asiento hasta el lugar donde se encontraba Aguirre recordó las muchas horas de trabajo, las tardes y noches haciendo horarios, el aprendizaje de sus años de estudiante, de profesor, de vicedirector y de director (ya era el segundo centro en el que ocupaba ese puesto). Es muy fácil pensar que Javier se acordó de sus muchos compañeros, de sus alumnos, de su familia... de las conversaciones, gestiones, cartas, proyectos,... necesarios para lograr que un centro público del sur de la Comunidad de Madrid pudiera ofrecer a cualquiera y sin apenas sobrecoste un Bachillerato, el Internacional, que salvo excepciones solo se imparte en centros privados. Esa era (y es) una de sus metas: hacer de su instituto un centro en el que se den oportunidades diversas y de calidad, y en el que quien allí trabaje o estudie se sienta como en su casa,  por eso también el esfuerzo en implantar un modelo de convivencia en el que la ayuda y el diálogo fueran piezas claves.

Seguramente Esperanza Aguirre y Lucía Figar aplaudían a rabiar pensando que lo que estaban haciendo esa tarde no era premiar a un centro educativo público, simplemente era una acción publicitaria. Posiblemente poco le importaban la gestión, el trabajo, las horas, el compromiso de esa persona con perilla a la que habían entregado la placa. Le daban más importancia a la foto, a lo mediático...

Pasó el tiempo y llegó julio de 2011. Y las mismas manos que entregaron la placa, las mismas que aplaudían a Javier firmaron unas instrucciones que recortaba el número de profesores de la gran mayoría de centros de secundaria en la Comunidad de Madrid. Y Lizasoain hizo lo de siempre: decir la verdad, y contar a sus compañeros, a las familias que habían confiado en el centro (que en los últimos años ha tenido una escandalosa lista de espera) la verdad. Decir que el curso se iniciaba con 12 profesores menos, con más alumnos, con menos optativas, con más dificultades. Javier hizo lo que hace un director de verdad, no ser la voz del de arriba y creer en la autonomía de los centros. No habló a sus compañeros como subordinados, no se dirigió a los padres como clientes que dejan dinero, les habló como a familias que dejan en sus manos (y en las de todo su claustro) lo más preciado de sus vidas: sus hijos.

Y luego viene lo del expediente y la amenaza de 3 años de sanción sin sueldo y las mentiras diciendo que "había arrancado váteres" cuando los váteres no eran otra cosa que los restos de unos aseos que se tuvieron que convertir en aulas porque era la única manera de que el centro diera acogida a tantas peticiones.

Es fácil pensar que aquellas manos de presidenta o de consejera que aplaudían a Javier no lo harían ahora, obviamente sus palabras no son publicitarias para los intereses de quien dirige la educación de Madrid. Posiblemente pensaron que ahora tocaba frotarse, frotar las manos de cobardía tras alentar expedientes. Pues que sepan esas manos, y las retorcidas mentes que las dirigen, que por mucho daño que quieran hacer a Javier nunca van a llegar a rompernos la ilusión y las ganas de seguir diciendo la verdad.


1 comentario:

Juan Fernández dijo...

A quien habría que expedientar es a la Consejería de Educación, que incumple la propia normativa de la Comunidad.
Como ya conocen los que han asistido al acto de apertura plicas Oposiciones Maestros/Educación Física (24 Enero), la Consejería de Educación ha incumplido la normativa vigente al respecto. Por este motivo, los opositores en lugar de recibir en Sesión Pública la información que exige la ley, únicamente han recibido una información irrelevante: el nº de código de su sobre de datos ( que en muchos casos, ya sabían dado el artesanal sistema de identificación utilizado).
Sin embargo, la normativa de apertura de plicas requiere que se asocien los códigos de los ejercicios aprobados y los datos personales en la misma Sesión Pública (“individualización de los ejercicios aprobados”, según el Artículo 61 del enlace al pié).
El procedimiento que está siguiendo la Consejería en la apertura de plicas perjudica a los opositores de dos formas:

1. Les impide acceder de forma transparente a la información de quienes han aprobado los ejercicios, que según la normativa se debe hacer en Sesión Pública
2. No garantiza el anonimato de las pruebas, ya que la asignación de datos personales a los ejercicios aprobados no se realizó en Sesión Pública

Por ambos motivos es preciso que los Sindicatos exijan a la Consejería de Educación:

- que anule la apertura de plicas realizada para E. Física
- y que los próximos actos de apertura de plicas (8, 11, 10 y 14 de Febrero) se efectúen de acuerdo a la normativa


Justificación jurídica sobre la aplicación de la Orden 1285/1999 en el proceso selectivo Oposiciones Maestros, iniciado en 2011:

A) La Ley de la Función Pública de la Comunidad de Madrid, en su Título III (De la oferta de empleo de la Comunidad) Capítulo Primero, artículo 23, indica:
"… Por Orden 1285/1999, de 11 de mayo, de la Consejería de Hacienda, se aprueban instrucciones relativas al funcionamiento y actuación de los Tribunales de selección en el ámbito de la Administración de la Comunidad de Madrid"
http://www.madrid.org/wleg/servlet/Servidor?opcion=VerHtml&nmnorma=178&cdestado=P

Artículo 61
Apertura de plicas
1. El Tribunal, reunido al efecto, procederá a abrir las plicas que contienen los datos personales de los opositores e individualizará los exámenes de los aprobados a través de su número de identificación. Una vez confeccionada la lista de los aspirantes aprobados, ésta será hecha pública de la forma prevista en el artículo 56.
2. El acto de apertura de las plicas y de individualización de los exámenes aprobados se celebrará en sesión pública, a la que podrán asistir los aspirantes que hubieran realizado el ejercicio correspondiente, para lo cual el Tribunal deberá anunciar con antelación suficiente el lugar, día y hora en que se celebre tal acto de apertura, comunicándolo también a la Oficina de Atención al Ciudadano y a la Dirección General de la Función Pública.
En el caso de que el número de dichos aspirantes sea excesivamente elevado, el Tribunal podrá restringir la asistencia al acto admitiendo al mismo únicamente al primer aspirante de cada letra del alfabeto según el orden de sus apellidos.