jueves, 16 de febrero de 2012

Wert, el 'graciosillo'

Entre los ministros se ha acuñado la "wertzada" como definición burlona de lo que practica su compañero en Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert: hablar antes de pensar. Vamos: "Meter la pata". "Es un experto en todo y no necesita meditar", señala irónicamente un alto cargo de La Moncloa.

La verdad es que Wert no ha podido recoger su cartera con peor pie. En menos de dos meses ya se ha ganado la fama de "metepatas" oficial del Gobierno. Cada intervención es una ´cagada´ nueva", señaló expresivamente a El Semanal Digital este miércoles un veterano diputado popular.

El problema es que sus "errores" -vean el penúltimo, tan inoportuno y mal calibrado, del "tenemos un problema con el dopaje"- no son asunto baladí, porque se trata de cuestiones que afectan a millones de personas en un momento en el que la credibilidad del Gobierno es tema político capital.

Wert es uno de los ministros que no cuenta como jefe de prensa con alguien forjado en la comunicación política. Prefirió a una periodista acostumbrada sólo a ejercer desde la trinchera de los medios. Margarita Mayoral ha desarrollado su carrera tras los micrófonos de COPE.

De momento, desde la Secretaría de Estado de Comunicación, su amiga y ex compañera de radio Carmen Martínez de Castro le ha aconsejado gentilmente que convenza al ministro para que rebaje su afán por "caer simpático" ante las cámaras con los asuntos importantes. En fin, que no se pare delante de periodistas y no muestre tanto afán de protagonismo.

Si además también consiguen que se lea los papeles que le pasan los asesores, igual hasta logran dentro de un tiempo quitarle la fama de "amigo graciosillo de la pandilla" que se ha ganado en unos días. Y eso que acaba de cumplir 62 años.

Fuente: http://www.elsemanaldigital.com/blog.asp?idarticulo=119803