martes, 13 de marzo de 2012

La enseñanza privada se levanta contra Wert

Piden extender los conciertos al nuevo bachillerato

José Ignacio Wert no para de recibir críticas por la reforma educativa que pretende acometer, y con la que quitará un año a la ESO para dárselo a Bachillerato. El FSIE, sindicato mayoritario de la enseñanza privada, cree que la propuesta del Ministerio será “traumática” para “la concertada” porque supondrá una “pérdida importante de empleo en el sector”.

Así lo ha indicado a EL BOLETÍN Miguel Muñiz, secretario general de la Federación de Sindicatos Independientes de la Enseñanza (FSIE) de Madrid, quien ha reconocido que los profesores viven con gran incertidumbre y preocupación ante la falta de concreción de este gran cambio en la estructura del sistema educativo.

Una reforma con la que el ministro Wert pretende quitar el último año de la ESO para dárselo a Bachillerato, nivel que pasaría a tener tres cursos, lo que según Muñiz será “traumático, especialmente para la enseñanza concertada”, con menor capacidad de adaptación que la pública, que cuenta con aulas suficientes para acoger el nuevo modelo educativo del Gobierno.

La reforma supondrá crear un curso completamente nuevo que muchos centros no podrán asumir, lo que “generará una pérdida importante de empleo en el sector y un trasvase de alumnos hacia centros que si puedan ofertar toda la ESO y Bachillerato conjuntamente” ha asegurado el secretario general de FSIE Madrid.

Desde el sindicato critican además la “improvisación” que ha mostrado Wert respecto a este asunto según “surgían las críticas”, y han confirmado hasta que la reforma no “esté clara en el BOE no se verá la posible repercusión real en los centros”. Si finalmente se lleva a cabo según los términos anunciados, ha indicado Muñiz, las consecuencias serán “muy grandes”. El profesorado ya está cansado y hastiado de tanto cambio sin saber exactamente por qué y para qué, ha reconocido.

Por ello, y con el objetivo de minimizar los efectos de los planes de José Ignacio Wert, FSIE Madrid ha pedido a la Consejería de Educación regida por Lucía Figar que firme un acuerdo por el empleo en la concertada ante el incremento de despidos de docentes en este sector.

Muñiz ha indicado a este diario que durante los tres últimos años ha habido bastantes docentes que se han quedado en la calle a pesar de la creación de unos 50 centros concertados en la región. El anterior acuerdo firmado entre la Consejería y los profesores venció en 2009 y la Comunidad se había negado a renovarlo bajo la excusa que no había ninguna renovación pedagógica que hiciese peligrar los puestos de trabajo de los docentes.

No obstante, con la reforma de Wert todo cambia, por lo que el sindicato ya ha solicitado a Figar que se renueve el acuerdo para mantener el empleo en la concertada. De momento se mantienen a la espera de que la consejera responda a sus peticiones y fije una reunión para tratar esta cuestión.

Fuente: http://www.elboletin.com/index.php?noticia=50349&name=Nacional

3 comentarios:

Enjuto Mojamuto dijo...

Por fin le meten mano a la privada. Ya era hora.

Anónimo dijo...

Si las empresas que se dedican a la educación quieren hacer negocio, que lo haga con su dinero. Escuelas concertadas 0. Quien quiera trabajar en la educación que financia el estado que lo haga como los trabajadores de la escuela pública, preparando una oposición en condiciones de igualdad.

Anónimo dijo...

Los poderes públicos, tienen que exigir y hacer cumplir a todos los canales de comunicación de masas (visual, oral y escrita), un código ético común que respete los derechos de los ciudadanos, donde se incluya, el derecho a una información veraz y respetuosa para todos los miembros de la comunidad.
Que se cumplan los objetivos para los cuales los ciudadanos, han prestado este servicio para su explotación a las distintas empresas: Educar, Informar (verazmente) y entretener. Nunca en contra, y menos alentar enfrentamientos.
Las campañas preelectorales, son para cuando corresponda, no se puede hacer campaña fuera de su galibo, y algunos lo hacen un día sí y otro también.