martes, 24 de abril de 2012

Wert quiere evitar una nueva 'Primavera Valenciana' en mayo

El 10 de mayo se avecina una jornada de protestas en Educación

En medio de un clima de rechazo e indignación entre los sectores afectados tras el ajuste de 600 millones en los presupuestos de Educación y la reforma del sistema -que permitirá ahorrar 3.000 millones de euros al año-, el Gobierno intenta evitar a toda costa una escalada de tensión estudiantil en las calles, teniendo en mente el precedente de las violentas protestas ocurridas en febrero y marzo en Cataluña y la Comunidad Valenciana.

Por lo pronto, el ministro de Educación, Cultura y Deporte se enfrenta este martes a una prueba de fuego. José Ignacio Wert ha convocado a la Mesa Sectorial -integrada por los sindicatos de enseñanza- y a las principales organizaciones de estudiantes con representación en el Consejo Escolar del Estado y en el Consejo de Estudiantes Universitario del Estado (CEUNE) para tratar de templar gaitas. Por la mañana se reunirá con los primeros y por la tarde con los segundos.

La ronda de reuniones se produce en un ambiente hostil para el ministro, puesto que antes de escucharle de primera mano el Sindicato de Estudiantes convocó ya la semana pasada una "jornada estatal de lucha estudiantil" para el 10 de mayo. Jornada en la que el Ministerio teme que se extienda el germen de la que se bautizó como Primavera valenciana.

Las partes implicadas acuden a la llamada de Wert sin demasiado optimismo ni disposición porque el Gobierno no les consultó antes de aprobar la reforma y por la "unilateralidad y ausencia de diálogo ejercida por el ministro", en palabras de la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CREUP). También el presidente de la Federación de Asociaciones de Estudiantes (FAEST), Fidel González, se quejó de no haber podido ni "opinar" antes. Desde el Sindicato de Estudiantes, su secretario general, Thoil Delgado, tildó la cita con el ministro de "paripé".

Por su parte, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, José Campos, adelantó que le va a trasladar a Wert el "malestar" de su sindicato por la "falta de respeto" del Gobierno al aprobar un real decreto "sin consultar" con las organizaciones de los trabajadores de la enseñanza, ni con el Consejo Escolar del Estado. De hecho, CCOO tiene previsto recurrir el texto normativo ante el Tribunal Constitucional, puesto que a su juicio supone "un retroceso importante a la calidad y equidad del sistema educativo".

"Esta reunión llega tarde", señaló el secretario general de FETE-UGT, Carlos López. Según él, la subida de las tasas universitarias, las horas lectivas del profesorado y la ratio de alumnos por aula "atacan al principio de igualdad de oportunidades". En la misma línea, el presidente de ANPE, Nicolás Fernández, también lamentó que esta cita se produzca a posteriori.

Así el ministro Wert no lo va a tener fácil. 


Fuente: http://www.elsemanaldigital.com/articulo.asp?idarticulo=121127