jueves, 26 de abril de 2012

Wert: "Vaya mañanita, me han recibido con unas palabras que empiezan por H y terminan por A"

Estudiantes universitarios increpan al ministro por la subida de tasas y el recorte en las becas 

El ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, ha defendido en Zaragoza que su objetivo es que "nadie que tenga el talento, la capacidad y las ganas de estudiar en cualquier nivel", especialmente en el universitario, "se tenga que quedar sin poder hacerlo por consideraciones económicas".

Wert ha asistido este jueves en la capital aragonesa a la clausura del VI Congreso Nacional del Sector de Enseñanza de CSI·F, donde ha explicado las medidas propuestas por el ministerio y, a su entrada, ha sido recibido por los gritos e insultos de un grupo de estudiantes universitarios.
El ministro de Educación ha iniciado su intervención comentando que "llevo una mañanita fina", ya que a su llegada al Hotel Reina Petronila de Zaragoza, donde se ha desarrollado el congreso del CSI·F, "unos chicos muy amables y educados me han recibido de forma sincrónica con unas palabras que empiezan por la H y terminan por la A", ha dicho en referencia a la protesta que han llevado a cabo estudiantes universitarios. Además, en este acto el nuevo responsable del sector de la enseñanza del sindicato, Adrián Vivas, "me ha soltado una requisitoria" y el presidente nacional de CSI·F, Miguel Borra, "me ha colocado un mitin".

A continuación, Wert ha detallado las decisiones adoptadas en materia de Educación, entre las que ha diferenciado las medidas "urgentes", presentadas este viernes tras el último Consejo de Ministros y "que no son la reforma educativa de este gobierno", de aquellas "importantes" que sí se dirigen a reformar la educación.

El ministro ha alegado que el déficit heredado del anterior gobierno socialista y especialmente el déficit acumulado por las comunidades autónomas, "del 2,94% del PIB de media", ha "obligado" a adoptar estas medidas "excepcionales" ante una situación "excepcional".

Dice que las becas universitarias no se han reducido

En este acto, el ministro ha recalcado que no se han reducido las becas universitarias, por lo que ha considerado "un argumento de combate" afirmar que muchos estudiantes podrían quedarse sin estas ayudas o ver dificultado su acceso a la universidad por la subida de tasas prevista, al tiempo que ha recordado que se establecerá una línea de créditos para universitarios. Asimismo, sobre la educación no universitaria ha incidido en la necesidad de "replantearnos la eficacia de la inversión educativa", al asegurar que es "evidente la desproporción entre la inversión educativa y sus resultados".

Sobre las tasas y becas universitarias, el ministro ha insistido en que "no se han modificado en absoluto" los umbrales de rendimiento económico que permiten acceder a las ayudas "y tampoco se ha modificado la cobertura de las becas respecto de las tasas que se pagan", por lo que "el estudiante que tenía derecho a una beca antes de estas medidas, va a seguir teniendo el mismo derecho a la beca".

En declaraciones a los medios de comunicación, el ministro ha admitido que "para nadie es agradable subir precios públicos y entiendo que especialmente para las familias no es una situación agradable", si bien ha recordado que el Ejecutivo establecerá un sistema de préstamos con el ICO para "paliar esta situación" y que las familias y estudiantes puedan afrontar el nuevo importe de los precios.
Objetivo

Tras reiterar que ni el número de becas generales ni su dotación han sufrido un recorte, aunque "otra cosa son las becas complementarias", Wert ha señalado que "el objetivo es que nadie que tenga el talento, la capacidad y las ganas de estudiar en cualquier nivel, particularmente en la universidad, se tenga que quedar sin poder hacerlo por consideraciones económicas. Ese es el objetivo y las formas de conseguirlo las iremos viendo", ha aseverado.

El titular de Educación se ha referido también al requisito de alcanzar una nota mínima para acceder a una beca al remarcar que esta medida "va orientada a exigir un mínimo de rendimiento porque es un máximo de contribución el que la sociedad hace al pagar las becas".

En comparación con otros países, los criterios que propone el ministerio son "bastante benévolos", ha opinado, para apuntar que, dado que las ayudas "salen del dinero de la gente, la exigencia de rendimiento a quienes disfruten de una beca tiene plena legitimidad".

"Oposición mayoritaria"

En educación no universitaria se han adoptado dos tipos de medidas, entre ellas algunas que han suscitado una "oposición mayoritaria, que entiendo que son las que tienen que ver con su condición de excepcionales y de temporalidad", como el aumento de las ratios de alumnos por clase, el incremento de carga lectiva o las relacionadas con la oferta de empleo público". Estas propuestas "a mí no me gustan, pero me gustaría muchísimo menos que por no adoptar estas medidas" el día de mañana no hubiera un sistema educativo "público, de calidad, universal y con cobertura".

Otras medidas se dirigen a mejorar el sistema y "eliminar rigideces" y si han sido criticadas es "porque no han sido entendidas ni bien explicadas", ha apreciado, para mencionar cuestiones como la oferta de modalidades de bachillerato o las propuestas vinculadas a la formación profesional.

En este punto, ha aclarado que "a nadie se le obliga a suprimir modalidades de bachillerato" en los centros, especialmente en el medio rural, sino que la propuesta del Ministerio es "eliminar una rigidez que imponía, sin ninguna excepción, la obligación de ofertar al menos dos modalidades al margen de que a lo mejor en la cera de enfrente había otro IES en el que se ofertaba una modalidad más".

Recursos y estatuto decente

El ministro de Educación ha continuado al indicar que los recursos presupuestarios "son importantes en el sistema educativo", pero "la eficiencia es el principal problema". Tras aportar datos sobre la inversión por alumno o el número de profesores, "claramente por encima" en este país con respecto a otros, ha recordado que existe una elevada tasa de abandono escolar temprano y de fracaso escolar y "en términos de excelencia estamos peor" que otros países. Por ello, "al margen de la crisis", ha estimado necesario "replantearnos la eficacia de la inversión educativa, porque es evidente la desproporción entre inversión y resultados".
Por otra parte, el ministro ha querido dejar claro que "jamás ha salido de mis labios ni saldrá ninguna desconsideración hacia los profesores de ningún nivel", ya que son los maestros y profesores los "recursos más valiosos de una sociedad", dado que ellos tienen el futuro de sus ciudadanos "en sus manos".

Consciente de su importancia, ha manifestado que "me gustaría que el Estatuto Docente lleve mi apellido" y salga adelante en esta legislatura y ha comentado que este miércoles en el pleno del Senado se aprobó una proposición no de ley para elaborar en un breve plazo un nuevo estatuto docente no universitario, un proyecto "estrella" en la reforma de la educación.
Criterios de dispersión

Por último, el ministro ha explicado que, tras la clausura del congreso, se reúne con la consejera aragonesa de Educación, Dolores Serrat, quien ha pedido al ministerio que en la aplicación de las medidas se tenga en cuenta la dispersión que caracteriza a la Comunidad.
Al respecto, Wert ha observado que en la aplicación de las nuevas medidas las Comunidades disponen de "un amplio margen de discrecionalidad", de modo que la aplicación de criterios como la dispersión "está en manos de las Comunidades".

Fuente: http://www.elconfidencial.com/espana/2012/04/26/wert-vaya-mananita-me-han-recibido-con-unas-palabras-que-empiezan-por-h-y-terminan-por-a-96891/


1 comentario:

Anónimo dijo...

¿Qué quieres que te reciban con palmeras y perfumes? No sabes hacer las cosas bien, y ni siquiera dialogas, impones.
Esa forma de actuar está desfasada en estos tiempos de la comunicación e informatica y se llama totalitarismo y dictadura sin más.