sábado, 5 de mayo de 2012

Los directores de institutos públicos alertan de la pérdida de calidad educativa

  • La sustitución transitoria de profesores titulares por interinos no se produce hasta diez días lectivos trasncurridos, lo que priva a los alumnos de recibir clases.
  • Los profesores encargados de atender a esos alumnos son de otra especialidad, "y aumenta el número de grupos por cada profesor".
  • Aseguran que todo esto conlleva una "desatención a otras funciones y tareas".
Los directores de institutos públicos han denunciado que el Real Decreto-ley de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo supondrá una pérdida de calidad de la educación que reciban los alumnos.

Así se recoge en el documento de conclusiones del XXV Congreso de la Federación de Asociaciones de Directivos de centros educativos públicos (FEDADI), que alerta de que "el futuro del país puede quedar seriamente comprometido si ponemos en riesgo la formación y cualificación de los ciudadanos".

El texto, consensuado tras tres días de reunión, traslada la "inquietud" de la comunidad educativa por la "cadena" de decisiones en materia educativa de algunas administraciones públicas, "cuyo último eslabón" es el decreto aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 20 de abril.

Para esta organización, tres de las medidas en el ámbito de las enseñanzas no universitarias recogidas en la nueva normativa "no admiten la posibilidad racional de defender su inocuidad en la pérdida de calidad de la educación que recibirá nuestro alumnado".

Así, el hecho de que la sustitución transitoria de profesores titulares por interinos no se produzca hasta después de transcurridos diez días lectivos, "priva al alumnado de su derecho a recibir determinadas clases durante dos semanas", ya que "los centros carecen de recursos para hacerse cargo de la actividad lectiva del profesorado ausente".

Además, "los profesores encargados de atender a los alumnos afectados por dicha ausencia son, en la  mayoría de las ocasiones, de otra especialidad, diferentes cada día y, por lo tanto, sin responsabilidad docente con ellos".

Incremento de horas y alumnos por aula

La fijación de las horas lectivas de la jornada semanal del personal docente, que experimenta un incremento del 20%, conlleva, según FEDADI, un aumento del número de grupos que se asigna a cada profesor y un mayor número de alumnos a los que atender, "con la consiguiente desatención a otras funciones y tareas".

El incremento de alumnos por aula, que prevé el decreto, "afecta negativamente a su atención individualizada y, muy especialmente, en el caso de quienes tienen mayores dificultades de aprendizaje o altas capacidades".

El documento advierte de que "la aplicación indiscriminada de este aumento supondrá, sin duda, para la diversidad de nuestros alumnos, una importante merma de la calidad de la educación que reciben".

El retraso en la implantación de los nuevos títulos de Formación Profesional "complica mucho la siempre demandada adaptación de la educación a la realidad productiva y empresarial, ahondando la brecha entre comunidades por la aplicación desigual de esta medida".

Ante esta situación, los directores de institutos confían en que "aparezca alguien con la ingenuidad del niño del cuento de 'El traje nuevo del emperador' que, sin condicionantes ni prejuicios, nos haga reconocer la realidad. De lo contrario para muchos de nuestros alumnos será ya demasiado tarde".



No hay comentarios: