martes, 15 de mayo de 2012

Tercera oleada de recortes y privatizaciones en Cataluña

  • Nuevas tasas en la educación pública y más privatizaciones
  • La FP de Grado Superior será de pago en Cataluña 
  • Mas asegura que si el Gobierno abonara sus deudas el 'sacrificio' sería menor

El 'president' de la Generalitat, Artur Mas, ha anunciado este martes una tercera oleada de recortes y nuevas tasas para tratar de cumplir con el déficit exigido por el Gobierno español del 1,5%, lo que supone un nuevo 'tijeretazo' con el objetivo de ahorrar 1.500 millones de euros.

Entre las principales medidas de recorte el 'president', flanqueado por el conseller de Economia, Andreu Mas-Colell, ha anunciado un nuevo "sacrificio significativo" trasladado al sector público, privatizaciones directas en servicios y empresas públicas, cancelación de programas y la anulación de subvenciones que aún no se han publicado en el Diari Oficial de la Generalitat.

Las áreas más afectadas -y que en anteriores fases de adelgazamiento han disparado la conflictividad social- son Educación y Sanidad afectadas directamente por las medidas que pretende aplicar el Gobierno central.

Así, por ejemplo, en materia educativa se creará una matrícula específica para los estudiantes de Formación Profesional (FP). Una medida que llega poco después de que el Ministerio de Educación haya elevado las tasas universitarias.

A lo largo de este año también se consolidará la reducción salarial de los empleados públicos que ya fue anunciado en la anterior fase. Es decir, una reducción del 5% a lo largo del año.

Venta de empresas públicas

Tal y como avanzó el lunes el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, Cataluña también procederá también a activar una serie de ventas de empresas públicas a intereses privados.

Este aspecto, que ya estaba previsto en los actuales presupuestos del Govern, incluirá la venta de los entes de gestión del agua como son Tabasa, Túnels del Cadí o Aguas Ter-Llobregat.

El Govern también reducirá las transferencias económicas de la Generalitat a empresas públicas que han visto reducida su actividad a cuenta de la crisis, como es el caso de Gisa, ente responsable de infraestructuras.

'Dar la cara'

Ha sido el propio Mas quien ha decidido "dar la cara", tal y como hizo en las dos anteriores fases de recortes, ante lo que ha definido como "un momento trascendente" que pasa por un 'tijeretazo' al que, ha asegurado, se ven "obligados " a recurrir.

El 'president', de hecho, ha dedicado parte de su discurso en señalar al que considera culpable de esta nueva fase de recortes: el Gobierno central.

Según ha explicado, el impago de la disposición adicional del Estatut a Cataluña por parte del Gobierno ha sacudido de tal manera las previsiones de la Generalitat que se han visto "obligados" a un nuevo plan de recortes.

Fuentehttp://www.elmundo.es/elmundo/2012/05/15/barcelona/1337077914.html