miércoles, 13 de junio de 2012

Independentistas portorriqueños rechazan la inmersión lingüística en inglés


Puerto Rico pretende eliminar el español de enseñanza, pese a ser la lengua materna de la práctica totalidad de la población

El partido en el gobierno es favorable a la integración total en EEUU

El Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) del Estado Libre Asociado de Puerto Rico advirtió que la imposición del idioma inglés como única lengua vehicular en la enseñanza pública de Puerto Rico, en sustitución del español, desembocará en un caos.

El copresidente del MINH, Héctor Pesquera, expuso que “auguramos un rotundo fracaso en el que lamentablemente nuestros estudiantes serán las víctimas de este disparate pedagógico y político”.

Denunció que “con este proyecto comenzará el segundo intento en nuestra historia de americanizar el sistema de instrucción pública”.

El programa contempla que a partir de agosto próximo, con el inicio del nuevo año escolar, 31 escuelas públicas impartirán el programa educativo totalmente en inglés, mientras que otras 35 lo harán de forma parcial, según lo confirmó el ministro de Educación, Edwad Moreno.

Pesquera expresó que materias como ciencias y matemáticas son de por si complejas y añadirles una dificultad adicional a los docentes y estudiantes con la imposición del inglés “es injusto”.

“Ya no se trata es enseñar el inglés como (segundo) idioma, lo que sería bueno y de provecho para los estudiantes. Ahora la agenda es enseñar en inglés para suplantar el español”, insistió el dirigente independentista.

Por otro lado, el miembro de la dirección nacional del MINH, Juan Camacho, afirmó que los artífices de este proyecto tienen la alucinación de que en un período de diez años en esta isla se estará utilizando el inglés como idioma principal. Con ello -apuntó- se trata de complacer a los que exigen la transculturación como requisito para la anexión a Estados Unidos.

La propuesta del MINH, dijo Camacho, es viabilizar el uso del español para facilitar la enseñanza de las ciencias y la tecnología, proveyendo al sistema de educación libros de texto en español, idioma natural de los puertorriqueños.

“El proyecto educativo del país no debe empecinarse en el bilingüismo, sino que debe estar fundamentado en nuestros valores patrióticos, en la ética del trabajo y la justicia social”, enfatizó.

El ministro de Educación explicó esta semana que la intención del ejecutivo es que el programa piloto de esas 31 escuelas se extienda al total de los 860 centros de la red pública en los próximos 10 años.

Denunció que “con este proyecto comenzará el segundo intento en nuestra historia de americanizar el sistema de instrucción pública”.

El programa contempla que a partir de agosto próximo, con el inicio del nuevo año escolar, 31 escuelas públicas impartirán el programa educativo totalmente en inglés, mientras que otras 35 lo harán de forma parcial, según lo confirmó el ministro de Educación, Edwad Moreno.

Pesquera expresó que materias como ciencias y matemáticas son de por si complejas y añadirles una dificultad adicional a los docentes y estudiantes con la imposición del inglés “es injusto”.

“Ya no se trata es enseñar el inglés como (segundo) idioma, lo que sería bueno y de provecho para los estudiantes. Ahora la agenda es enseñar en inglés para suplantar el español”, insistió el dirigente independentista.

Por otro lado, el miembro de la dirección nacional del MINH, Juan Camacho, afirmó que los artífices de este proyecto tienen la alucinación de que en un período de diez años en esta isla se estará utilizando el inglés como idioma principal. Con ello -apuntó- se trata de complacer a los que exigen la transculturación como requisito para la anexión a Estados Unidos.

La propuesta del MINH, dijo Camacho, es viabilizar el uso del español para facilitar la enseñanza de las ciencias y la tecnología, proveyendo al sistema de educación libros de texto en español, idioma natural de los puertorriqueños.

“El proyecto educativo del país no debe empecinarse en el bilingüismo, sino que debe estar fundamentado en nuestros valores patrióticos, en la ética del trabajo y la justicia social”, enfatizó.

El ministro de Educación explicó esta semana que la intención del ejecutivo es que el programa piloto de esas 31 escuelas se extienda al total de los 860 centros de la red pública en los próximos 10 años.

La iniciativa responde al derecho de los niños puertorriqueños “de adquirir el dominio del inglés” y su puesta en marcha da respuesta a la demanda de los padres, añadió el Ministro.

La iniciativa responde al derecho de los niños puertorriqueños “de adquirir el dominio del inglés” y su puesta en marcha da respuesta a la demanda de los padres, añadió el Ministro.

Fuente: http://www.contrainjerencia.com/?p=46580