jueves, 18 de octubre de 2012

"No existe 'Plan B' si la Complutense es intervenida"


Hoy se ha producido la segunda jornada de huelga en los centros de Educación Secundaria de todo el país. Sin embargo, los institutos y centros de Secundaria han compartido protagonismo con el rector de la Universidad Complutense de Madrid, José Carrillo, que ha acudido a la facultad de Ciencias de la Información para aclarar ante los estudiantes y cuerpo docente la actual situación de la institución. Carrillo, que ha negado los rumores acerca de su dimisión, ha marcado una fecha en los calendarios de todos los presentes: marzo de 2013, si en esa fecha no se presentan unos presupuestos equilibrados por parte de la universidad –que acarrea una deuda de 150 millones de euros–, no quedará otra alternativa que la intervención del organismo público.

Durante su intervención, José Carrillo ha tratado de explicar los puntos relevantes sobre la crisis de la institución educativa, así como las posibles consecuencias que tendría la presentación en marzo de unos presupuestos deficitarios. "Si tiene lugar la intervención, ya no habrá marcha atrás" ha advertido el rector, visiblemente preocupado por tal posibilidad, pese a su insistencia en que se hará todo lo posible para no llegar a ese extremo. Asimismo, Carrillo ha admitido que, en este preciso momento, la Universidad Complutense no cuenta con el dinero suficiente para financiar las nóminas del mes de diciembre, si bien ha llamado a la calma al asegurar que una situación parecida se vivió el año pasado y que –como en aquella ocasión– se prevé que los sueldos se puedan pagar.

No obstante, los verdaderos protagonistas de la comparecencia han sido los jóvenes estudiantes. Con preguntas directas y concisas, los universitarios han tratado de conocer los planes específicos de la universidad, sin llegar a obtener una respuesta clara por parte del rector. Ante la sospecha sobre los privilegios de los que supuestamente disfrutan los altos cargos de la UCM, Carrillo ha querido dejar claro que no se trata sino de rumores infundados y que únicamente cobra su sueldo de catedrático junto a los complementos marcados por la ley. También ha sido objeto de debate la subida de tasas, ante este tema, el rector ha echado balones fuera al recordar que la decisión es potestad de la Comunidad de Madrid.

La incertidumbre reina entre los estudiantes que dudan sobre su futuro en la universidad: los rumores sobre una posible privatización o incluso cierre de facultades inquietan a los universitarios, que no tienen certeza de poder acabar el año académico. Durante la comparecencia, una joven estudiante de periodismo ha arrancado los aplausos de los presentes al plantear el hipotético caso de que no pueda concluir el curso y preguntar: "¿Qué pasa con el dinero que han pagado mis padres?". José Carrillo ha respondido que tal situación no se producirá pues harán todo lo posible para entregar unos presupuestos equilibrados, al tiempo que admitía no contar con un "plan B".

Mientras tanto, en el resto del país han tenido lugar diversas manifestaciones que se han desarrollado en más de 70 puntos de la geografía española, como reivindicación de una educación pública y de calidad. Madrid, Barcelona, Sevilla u Oviedo han registrado marchas masivas de jóvenes, según datos ofrecidos por el Sindicato de Estudiantes, que cifra en más de 60.000 los asistentes a la protesta en la capital. Durante la manifestación, los jóvenes han reprochado al ministro José Ignacio Wert sus declaraciones, en las que tildaba de irresponsables a la Confederación Española de Padres y Madres –CEAPA– que se sumará mañana a la protesta.

SEGUIMIENTO CATALÁN

La jornada de la huelga de educación de hoy es la única de la semana que han secundado los estudiantes del instituto privado Les Corts de Barcelona. Los alumnos que hoy se han ausentado de las aulas, son los de los cursos entre 3º de la E.S.O. a 1º de Bachillerato. El procedimiento de convocatoria de huelga en este centro ha sido mediante la votación estudiantil, votación que el delegado de cada clase ha comunicado al director del instituto para que éste supiese la repercusión que iba a tener la huelga entre sus alumnos.

Los estudiantes de Les Corts han necesitado, debido a que la mayor parte son menores de edad, una autorización de sus padres para poder secundar la huelga, mientras que los que no han presentado este papel tendrán una falta sin justificar y su respectiva amonestación. En cifras, de sus alumnos de la E.S.O., 156 no han acudido hoy a las clases, mientra que 24 sí lo han hecho. De 1º de Bachillerato, 56 han secundado la huelga y 47 no; y de 2º de Bachillerato, 78 no han asistido al centro, frente a los otros 19.

Por otra parte, en el instituto público Joan Bosca de Barcelona, la huelga estudiantil ha sido muy diferente. Mediante un acuerdo entre el director del centro y los alumnos se acordó que los estudiantes pudiesen ausentarse de sus obligaciones escolares por la convocatoria de huelga durante los 3 días previstos para ello. Por ello, en los datos que ha proporcionado el instituto a El Referente, entre el 90 y el 80% de los alumnos de Bachillerato del Joan Bosca se han declarado en huelga.

"LAS CIFRAS DEL MINISTERIO SON RIDÍCULAS"

Desde el Sindicato de Estudiantes han cifrado el seguimiento de esta segunda jornada de huelga en un 85%. "Ha sido un golpe encima de la mesa de nuestra juventud ante la política de recortes" han subrayado fuentes del sindicato, que aseguran mantenerse con la guardia en alto. Durante la jornada de ayer, el Ministerio estimó que un 20% de los escolares habían apoyado la huelga, lejos del 70% anunciado por el Sindicato de Estudiantes. Ante este hecho, desde el sindicato han declarado que las cifras del Ministerio son "ridículas".

Mañana tendrá lugar la tercera convocatoria de huelga a la que se sumarán el resto de estamentos de la educación pública. Además, la jornada contará con la participación de la CEAPA, que por primera vez en su historia apoyará una protesta de estas características.