viernes, 14 de diciembre de 2012

Fabra adquiere el calendario erótico de madres de alumnos de Montserrat



Las madres afirman que también lo han comprado la consellera de Educación, el presidente de Bankia y el líder de la patronal valenciana


Las madres del colegio de Montserrat (Valencia) que están llevando a cabo diversas acciones para reivindicar transporte escolar han vendido al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, el calendario erótico que han protagonizado para reclamar este servicio. Además, le han entregado "cartas a los Reyes Magos" escritas por los alumnos, en las que estos reclaman autobús y un centro nuevo.

Así lo ha asegurado a Europa Press Yolanda Peiró, una de las madres de este colectivo, que ha explicado que esta mañana varias de sus representantes han acudido al entorno del Palau de la Generalitat y han conseguido vender el calendario a diversos dirigentes políticos y económicos.

Entre ellos, asegura, se encuentra el jefe del Consell, a quien han entregado una misiva en la que le explican sus peticiones, junto a unas "cartas a los Reyes Magos" de los niños, en las que reclaman transporte escolar y un nuevo colegio. Además, el 'president' --que, según estas fuentes, también ha adquirido el calendario-- ha dicho que "estudiaría el tema otra vez".

Peiró afirma que, igualmente, se ha hecho con el calendario el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri --que ha firmado en Valencia un convenio con la Generalitat en materia de vivienda-- y que ha pedido a una persona de seguridad que recogiera el almanaque.

Según este colectivo, incluso la consellera de Educación, María José Català, ha comprado el calendario.

BOLUDA Y OLTRA

Otras personalidades que también han pasado junto al Palau de la Generalitat y que ya tienen el popular calendario son el presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda; la portavoz adjunta de Compromís en las Corts, Mónica Oltra, y la senadora valenciana Carmen Alborch.

Estas madres de la localidad valenciana de Montserrat decidieron el pasado mes de noviembre posar para un calendario erótico con el fin de recoger fondos para financiar el transporte escolar de sus hijos y protestar por la supresión de líneas tras la nueva normativa aprobada este curso por la Conselleria de Educación, según sus argumentos.

El colectivo optó por llevar a cabo esta acción después de que la nueva regulación "haya reducido los autobuses de cuatro a dos y haya dejado a 83 niños de entre tres y diez años sin transporte".

Después de realizar otro tipo de protestas, como marchas a pie recorriendo seis kilómetros hasta el centro escolar o venta de lotería, el grupo apostó por este calendario para recaudar fondos y poder pagar un servicio de transporte de enero a junio, así como para llamar la atención sobre sus reivindicaciones.