jueves, 21 de febrero de 2013

Los directores valencianos contratarán a dedo todos los puestos vacantes de sus colegios


El nuevo decreto de autonomía de los centros que prepara la Conselleria de Educación supondrá dar un giro de 180 grados en lo que se refiere a la constitución de las plantillas de los colegios. Según informó el departamento que dirige María José Català, con esta normativa los directores tendrán la posibilidad de elegir el 100% de las vacantes que se produzcan entre su equipo docente. Es decir, tendrán poder de decisión en todos aquellos puestos de trabajo que no estén ocupados por funcionarios de carrera con plaza definitiva, como por ejemplo, los que se cubren en régimen de interinidad o los que queden libres como consecuencia de bajas o jubilaciones.

Con el nuevo marco legal los responsables de los centros podrán recomendar la incorporación de profesionales con nombres y apellidos. Esta modalidad está pensada para aquellos casos en que haya existido una relación laboral anterior, por lo que saben que determinado profesional encajaría perfectamente con las necesidades de los alumnos. Además, también podrán solicitar el traslado de funcionarios con un perfil determinado, como por ejemplo, un experto en inglés de cara a la implantación del plurilingüismo o un profesor con bagaje en nuevas tecnologías.

Será la primera vez que el equipo directivo tenga voz y voto en lo que se refiere a contratación, teniendo en cuenta que en la actualidad funcionan con plantillas cerradas que son decididas por la Administración. Hasta el momento sólo en este curso se han producido experiencias parecidas en el marco de los contratos programa, una iniciativa que pese a su importante acogida se encuentra en fase de pilotaje.

La idea es que esta flexibilidad ayude a mejorar el rendimiento del colegio, en el sentido de que es el equipo directivo quien mejor conoce las necesidades del mismo. Se trata de una premisa que figura en el anteproyecto de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), que habla de ampliar la autonomía potenciando el papel de la función directiva y que da poder de contratación a los responsables de los centros.

En un primer momento el decreto llegó a plantear que pudieran recomendar hasta un 20% de los puestos, aunque finalmente esta opción se ha ampliado al máximo posible. Las mismas fuentes señalaron que a la hora de configurar las plantillas se recurrirá al sistema de provisión de puestos oportuno, ya sean concursos de traslados, que permiten a un docente ocupar una plaza distinta a la suya de manera definitiva, o comisiones de servicio, pensadas para cambios temporales -de un año con posibilidad de prorrogarlo- por causas especiales.

Una vez los directores hayan lanzado sus propuestas, la Administración deberá valorarlas de cara a su aprobación. Además, se articularán los mecanismos de control oportunos para evitar picarescas en la selección de los profesionales.

Lógicamente, tendrán preferencia en la asignación de los puestos los funcionarios de carrera. En el caso de que un centro, una vez realizados todos los procesos de provisión de plazas, todavía tenga vacantes, se recurrirá a las adjudicaciones de interinos habituales. En este caso el criterio a seguir será el lugar que se ocupa en la bolsa de trabajo del cuerpo correspondiente.

La Lomce va un paso más allá. No sólo da poder de contratación a los directores, sino que permitirá, incluso, que rechacen la incorporación de interinos procedentes de las listas centralizadas. De momento se desconoce si el decreto autonómico incluye esta posibilidad.

Las fuentes consultadas explicaron que el borrador del decreto estará listo en el plazo de un mes, aunque habrá que ver si da tiempo a que entre en vigor de cara al curso que viene, teniendo en cuenta que supondrá importantes cambios en los procesos de elaboración de las plantillas. Además, el documento tendrá que pasar diferentes trámites, como las mesas de negociación o la aprobación por parte del pleno del Consell, entre otros.

Durante el curso actual, en el marco de los contratos programa, ya se ha permitido, de manera excepcional, la selección de docentes por parte de los directores. Eso sí, el proceso estaba supeditado a que el beneficiario formara parte de alguna línea de trabajo relacionada con la lucha contra el fracaso escolar, como clases de refuerzo. Según los datos facilitados por la Conselleria de Educación, 444 docentes se acogieron a una comisión de servicio especial derivada de esta posibilidad. Para hacerse una idea de la acogida de la medida, se presentaron un total de 775 solicitudes de este tipo.

El decreto también prevé otras posibilidades, como la elaboración de asignaturas propias por parte de los centros e incluso de los contenidos, siempre dentro del marco legal marcado por las administraciones.

Fuente: http://www.lasprovincias.es/v/20130220/comunitat/directores-podran-elegir-todos-20130220.html