lunes, 30 de septiembre de 2013

Figar recula en las contrataciones a dedo


Durante el curso pasado 2012-2013 se contrataron a dedo en los institutos públicos madrileños unos treinta profesores angloparlantes que impartían clase en diferentes asignaturas en muchos casos sin el Certificado de Aptitud Pedagógica ni conocimiento alguno de castellano. Se daba la circunstancia de que estos profesores llegaron a incluso a desplazar de su puesto a funcionarios definitivos de Dibujo, Tecnología, Educación Física....

Ante la gravedad de los hechos parece que la administración da un paso atrás, al menos hasta que la LOMCE regule la situación. Las demandas contencioso administrativas individuales interpuestas por CCOO y la penal que acusaba a la consejera y a Esperanza Aguirre de prevaricación parece que han dado sus frutos. Durante este curso observamos que en algunos casos ya no vienen profesores nativos responsables de asignatura e incluso tutores, sino que en lugar de ellos se los contrata como asistentes bilingües en detrimento eso sí de los profesores de refuerzo que antes impartían clases en castellano.

Comienzan a entenderse las razones que llevaron al cese de Xavier Gisbert da Cruz, que declinó formar parte de aquellas ilegalidades.